Ciudad de México, 18 de agosto (SinEmbargo).– La mala actuación de México en los Juegos Olímpicos de Río 2016 ya está siendo noticia en la prensa internacional. Prestigiados diarios internacionales como el Washington Post y The Wall Street Journal destacaron la falta de medallas de los atletas mexicanos y el descontento por la actuación del titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo Cervantes.

En la nota titulada “Los miserables Olímpicos de México”, publicada por el periodista David Agren en el Washington Post, el diario destacó la opinión de diversos especialistas en deportes quienes señalaron que Castillo es un ejemplo de la manera en la que las conexiones son más importantes que el mérito a la hora de otorgar un puesto.

“Castillo llegó a la Comisión Nacional del Deporte en abril de 2015, después de una temporada en el estado de Michoacán, donde fue enviado por Peña Nieto para someter a las guardias comunitarias, quienes tomaron las armas para luchar contra un cártel de la droga. Castillo rápidamente fue apodado “Virrey”, como los críticos lo acusaron de actuar como el Gobernador de facto.

“Algunos han sugerido que Castillo está de lado de la élite de México, una en la que las conexiones y el ‘amiguismo’ cuentan más que el mérito o logro”, expuso el diario estadounidense.

El medio también destacó que mucho del descontento por la actuación de México en las olimpiadas se ha centrado en el titular de la Conade, “quien es muy cercano al cada vez más impopular Presidente Peña Nieto”.

Washington Post hace un recuento de la manera en la que Castillo felicitó y se congratuló de la participación del boxeador Misael Rodríguez sólo para después ser criticado en las redes sociales con sarcasmo, rescatando tweets en los que Castillo acusaba a los líderes de la Federación de Boxeo de estilos de vida de alto perfil.

“Ante la ausencia de medallas, Castillo ha robado los titulares”, indicó el diario. “Y el Comisionado se ha hecho un blanco fácil”.

“La reacción es más sobre el rechazo del Gobierno de Peña Nieto” – representado por Castillo – “que a las actuaciones de los atletas”, dijo al Washington Post el sociólogo Rodolfo Soriano Núñez.

El diario también mencionó que Alfredo Castillo prefirió llevar a su novia al partido de tenis de Novak Djokovic en lugar de ir a una competencia en donde participaron atletas mexicanos.

El medio incluso señaló que el desempeño de Castillo es bajo en comparación con las responsabilidades que ha tenido, indicando el caso Paulette y su comisión de seguridad en Michoacán, de donde fue transferido a su actual puesto en la Comisión del deporte.