El martes 25 de abril, elementos de la Marina abatieron a dos mujeres y un hombre en una finca marcada con el número 60-A,  de la privada Ostión, de la colonia Las Brisas de Tepic, tras una persecución a la altura del parador los Lobos, en la carretera libre Tepic-crucero de San Blas. Entre los occisos están los presuntos hermanos Jorge  y Anabel, de apellidos Razura Jiménez; así también  Aylin Iñiguez Guzmán.  Todos tenían su residencia en Puerto Vallarta, Jalisco. De acuerdo a la información de sus cercanos allegados, las dos mujeres tenían un modo honesto de vivir; Anabel, trabajaba en el desarrollo Vidanta, en tanto la joven Aylin, estudiaba en la  preparatoria regional de Puerto Vallarta, Jalisco, y apenas el año pasado había sido mamá de una niña. Trasciende que la Comisión Nacional de Derechos Humanos indagará en estas acciones militares hechas contra civiles y verificará que no hayan sido ejecutadas. En  primera instancia se comentó que pertenecían al crimen organizado y que portaban un fusil AK-47 y un arma corta  .38 súper. No se ha explicado o dado a conocer cuáles eran sus probables acciones delictivas. Hasta las 3 de la tarde del miércoles, ningún familiar había acudido al SEMEFO a reclamar los cuerpos de las dos mujeres y el hombre.