En menos de 48 horas se han suscitado al menos tres homicidios que podrían achacarse al crimen organizado. Un homicidio en Trigomil; un hombre que fue quemado en las inmediaciones del CONALEP Tepic; y otro más asesinado en la colonia El Tecolote. La guerra entre el Cartel Jalisco Nueva Generación y los Mazatlecos apenas empieza. Esperamos que las autoridades puedan detectar a los sujetos que se pasean en camionetas con placas de otros estados y evitar que el crimen organizado quiera imponer su agenda, con el tema del terror. Ellos, los narcos, viven su propio “proceso” por ganar posiciones.

 
Otro de los temas, tiene que ver con el debate que se desarrollará hoy. Los tiempos electorales son una batalla por el poder político y económico, la gente de Antonio Echevarría García que representa al Toñismo y Marthismo, así también a la gran empresa Álica; Manuel Cota, él con la misión de representar a todas las alas del priismo, misión muy endeble y complicada, tan así que el actual gobernador Roberto Sandoval ha querido meter mano e impuso a muchos candidatos a puesto de elección popular. El joven empresario al parecer no acudirá al debate organizado por las cámaras industriales y supervisado por el IEE, veremos si la estrategia de cuidar los “20” puntos de ventaja funciona.
El incendio del cerro Sanganguey fue una muestra de la inoperancia de los cuerpos de rescate en la entidad, hablamos también del municipio, así como la federación. La quema de un cultivo de caña acabó de tajo con la fauna y vida silvestre de esa zona. Cosa terrible, pero no tanto como la indiferencia de la propia autoridad y sociedad que no movió un ápice para acabar con el siniestro.