Fue asesinado el pasado sábado el presidente del comisariado de Ruiz, Saúl López Jaime, cuyo cuerpo presentaba diversos impactos de arma de fuego y estaba tendido en una parcela cercana al crucero de Paso Real, municipio de Ruiz.

López Jaime tomó notoriedad, cuando el pasado 4 de mayo del año en curso, en plena campaña política se negó a abrir las puertas  del comisariado al entonces candidato del PAN, PRD, PT Y PRS, Antonio Echevarría García, quien tuvo que hacer su reunión en la calle, ante la molestia de un grupo de ejidatarios que apoyaban en sus aspiraciones al vástago del “tigre” Toño.

En ese momento, el entonces candidato afirmó  que esas medidas desesperadas no lo desanimaban ni inquietaban “porque a partir de septiembre se nos van a abrir todas las puertas y nos andarán buscando para pedirnos apoyo, y se los vamos a dar porque este proyecto no es de revanchas, es para todos los nayaritas”, afirmó el hombre que tiene las manos limpias.

Hasta el momento, la familia declaró a la fiscalía que tuvieron conocimiento que Saúl había sido secuestrado por la mañana, pero por la tarde de sábado su cuerpo ya se hallaba sin vida.

Tomó nota de los hechos el agente del ministerio público.

 

HUBO MÁS CRÍMENES ESTE FIN DE SEMANA

 

 

Este domingo en las instalaciones del hotel denominado “Bienestar”, el cual se ubica por la calle Bravo número 43, esquina con avenida México y Zacatecas de la colonia Centro de Tepic, fue localizada una mujer sin vida, de aproximadamente 40 años de edad, la cual presentaba múltiples fracturas en su cuerpo. Se desconoce el móvil del crimen y el paradero del asesino.

En la colonia Los Sauces de Tepic, fueron asesinados dos jóvenes que luego serian identificados como Ángel Pérez Cortés, de 21 años de edad y Jesús Armando Gómez García, de 24 años. Sus cuerpos fueron hallados a la orilla de las vías del tren.

Fueron privadas de la libertad, al menos 5 personas en diferentes puntos de la capital nayarita, tres de ellas dejaron sus motos tiradas en la calle, tras ser retenidos por hombres armados. Así también hay dos taxistas reportados como desaparecidos.

 

En la sierra de Nayarit, tanto de la Yesca como Del Nayar, los rumores de presuntos enfrentamientos prosiguen, sin que ninguna autoridad quiera abordar el tema para desmentirlo o confirmarlo.