Tepic, Nayarit. – Ricardo Iván Hernández Bermúdez,  nació en Tepic hace 32 años,  desde niño fue muy inquieto, actualmente es  un hombre que ha luchado en el anonimato de la indiferencia de la sociedad, ha sido luz y sombra, no por decisión propia sino por el entorno social que rodea a una comunidad que ha sido golpeada históricamente, como lo es la LGTB.

Chef de profesión y activista de corazón. Fue presidente de diversidad sexual del PRD, miembro activo de la organización “Vivir sin Etiquetas” durante varios años, pero tomó la decisión de irse a MORENA donde se ha desarrollado de una manera seria y con beneficios para su sector y tiene el honor de ser  el primer legislador de la comunidad LGTB en México.

 

El propio Ricardo, ha narrado lo difícil que ha sido tomar un rol protagónico para alzar la voz y poner en el mapa a la comunidad, pues los medios resaltaban con escandalo esa condición y con adjetivos los condenaban aun cuando fueran las víctimas.

En el 2012 se intensificaron los asesinatos  de chicas transgénero, en la que fueron eliminadas de una manera sanguinaria, por lo que su organización extendió los trabajos con la fiscalía general de justicia, quienes no investigaban o lo hacían con poco personal, de igual manera denunció los excesos de la policía municipal de Tepic.   En el corazón de Ricardo siempre están presentes las víctimas.

 

La lucha por las Ciénegas de justicia no ha sido fácil, sin embargo, los pies y la voz impulsada por el alma traspasa aún las más duras rocas de la indiferencia y la discriminación.

 

El 17 Mayo, en medio del  día internacional en contra de la lucha de la homofobia, las banderas moradas ondearon en el recinto legislativo para sumarse a la causa de la no discriminación y no agresión hacia población LGBTI;  también en el 28 de Junio se conmemoró el  día internacional del orgullo gay y  se ondearon banderas de colores que identifica a la diversidad sexual, sin duda, el presidente del congreso Jorge Segura, le dio dignidad al recinto del pueblo al avalar los derechos humanos.

 

 

Hernández Bermúdez,   participó el 09 de marzo en el decreto que reforma y adiciona numerales de la ley para prevenir y erradicar la discriminación en Nayarit; además fue un protagonista activo para que se instituyera el 25 de octubre de cada año como el día estatal de las personas de “talla pequeña” en la entidad; finalmente, el 20 de julio el sueño de Ricardo se hizo realidad, pues logró impulsar  el cambio de identidad de género  y fue aprobada de manera mayoritaria, con lo cual todos los registros civiles tienen esa facultad en el estado y los interesados ya no tienen que viajar hasta la ciudad de México a tramitarlo.

 

Las diputadas del PAN, Karla Isabel Artigas Gutiérrez y del PRI, María Griselda Hernández Cárdenas, destacaron los ideales y la gran fuerza espiritual que ha tenido su compañero para luchar por el respeto de los derechos humanos.

Sin duda, a pesar del poco tiempo, el esfuerzo de Ricardo será recordado por las próximas generaciones como un diputado que realmente representó los intereses de una sociedad ávida de mayor respeto a los derechos humanos.