Redacción/Séptimo Cantón

 

 

Tepic.-En la vida política es poco probable que encontremos personajes como David Guerrero Castellón, quien desde que tomó protesta como presidente municipal de Tepic, el pasado 24 de noviembre del 2016,  se ha caracterizado por trabajar en mejorar los servicios públicos y poner orden en la ciudad a pesar de los intereses o malas prácticas antiquísimas.

En este último año, el también licenciado en Economía y ex tesorero municipal, tuvo como tarea principal concretar y continuar con la promesa de cambio que esta administración realizó en 2014, la cual tomó con mucha valentía y con el compromiso de crear mejores condiciones de vida para los tepicenses.

 

 

Su primer tarea fue ordenar el primer cuadro de la ciudad, con el programa “Cero Tolerancia” que tuvo como objetivo generar cultura vial en los ciudadanos; en la misma zona  vigiló y combatió el aumento desordenado de vendedores ambulantes, ya que gracias a los amparos que otorgó el Tribunal de Justicia Administrativa de manera inexplicable, la plaza principal llegó a parecer una “romería”, por ello el ayuntamiento defendió los espacios públicos y ahora se ven menos vendedores ambulantes.

El agua potable es uno de los rubros que más atendió y en este último año no fue la excepción, pues se realizaron y aún se realizan obras indispensables, el mayor ejemplo es la perforación del nuevo pozo Cristo Rey que beneficia a más de 6 mil 800 habitantes que ven normalizado el servicio de agua en sus viviendas. Además, se rehabilitaron y equiparon cinco pozos del Acuaférico Sur, que abastece aproximadamente el 50 por ciento de la ciudad. Actualmente se lleva a cabo la reposición del tanque Perú en la colonia Moctezuma, que una vez rehabilitado tiene capacidad para almacenar el agua que requieren 10 mil hogares capitalinos.

Guerrero Castellón, fue quien concluyó con el trabajo que durante toda la administración se realizó para firmar los límites territoriales entre Tepic y Xalisco, acuerdo que brinda certeza jurídica a miles de familias que habitan la zona y que además abre la puerta para gestionar recursos ante la federación para las zonas metropolitanas.

En este último año, el presidente municipal encabezó la entrega de diversas obras que siguen transformando Tepic; el tercer tramo y con ello la conclusión de la avenida Bellavista, la rehabilitación de la calle 2 de abril en la colonia Mololoa; las calles 8 de Febrero, 1ro de Mayo, Camilo Torres, Prieto Crispín, 20 de Febrero y Pueblo en Lucha, en la 2 de agosto; la Basilio Badillo en la colonia San José; la Construcción en la H. Casas; la calle Adolfo López Mateos en la Caja de Agua; y diversos empedrados en las colonias El Ocho, Ampliación Paraíso, Jazmines y los Fresnos.

Otro programa emblemático de este tercer año del gobierno municipal son las Plazas del “Centenario”, que embellece la ciudad precisamente en el “Centenario de Nayarit”. Actualmente se han rehabilitado 17 espacios públicos de Tepic, tanto de la zona urbana como rural, el compromiso son 30 plazas y queda poco menos de 1 mes para concluir con este compromiso.

Pero no sólo se han rehabilitado, también se han construido desde cero plazas públicas en estos meses, como ejemplo; en Jardines de la Cruz, donde se invirtieron 3 millones de pesos para crear un espacio que propicie la convivencia familiar; también está en marcha la construcción de una plaza cívica en la zona de las canteras. Y por supuesto, la construcción del parque incluyente en el Jardín Juan Escutia, en beneficio de 19 mil habitantes que presentan alguna discapacidad en la capital.

Y si hablamos de beneficios económicos, la buena noticia fue que el 31 de mayo pasado el ayuntamiento capitalino terminó de pagar la deuda a corto plazo, consiguiendo disminuir tanto en la deuda a corto como a largo plazo la cantidad de 600 millones de pesos, aproximadamente, prueba de la transparencia y responsabilidad económica con la que se manejó la administración.

David Guerrero Castellón, fue un hombre que estuvo al nivel de su dignidad y por encima de los miedos para gobernar, siempre con un estilo frontal y con la razón que sólo da la honestidad.​